miércoles, 16 de septiembre de 2009

RETÒRICA DE CAMBRA III


EL TIEMPO PARADO

Hay momentos, en los que el ser humano encuentra intenso placer de bienestar interior mientras realiza trabajos de investigación y búsqueda, de tal forma que el tiempo parece detenerse.
Creo que es precisamente, el tiempo, el concepto que más intranquiliza la conciencia humana.
La gran mayoría procura la distracción, el divertimento, la evasión en general, que no hace más que agudizar el problema, es entonces cuando más cuenta se da el individuo del paso del tiempo, ese instante cuando ya no hay diversión, cuando su distracción ya ha acabado. Eso le crea una dependencia continua de la evasión.
En cambio, el ser creativo, el que dirige su vida hacia un ideal o una transformación de la realidad, cuando lo que busca es una obra intemporal, entonces siente parar el tiempo, lo detiene hasta que consigue aquello que busca.

Puede que sea uno de los comportamientos más constantes que veo en el ser humano, más allá de lo necesario, de lo que obliga la subsistencia diaria, todo lo demás es huida, por pánico al tiempo que vemos pasar. Éste texto ya lejano, destacaba la actividad creadora o de investigación como ejemplo de poder, mediante la concentración en un objetivo elevado, para sentir que el tiempo se detiene. Ahora mismo, sólo existe en mi mente el texto que estoy escribiendo, sin referencia a nada más el tiempo parece no existir.




2 comentarios:

Susana dijo...

Nada sé sobre la naturaleza del tiempo, salvo que hay momentos en que parece pararse o en que se acelera, y si todo ello es obra de nuestras mentes, puede que yo sea dios (para mí, claro). Dicen que hay lugares en que algunas gentes dominan el tiempo... y lo creo. (Hay tiempos de dar las gracias y mandar besos...). Aquí, en este momento, hecho de no sé qué, estoy.

Jordi Pascual Morant dijo...

Susana, soy de los que piensa que nuestros pensamientos nos modelan. La relación que tenemos con el tiempo está en todas las actividades humanas. El reto es llegar antes que el tiempo se termine, y así nos va.
Pero para pensar en el sentido de las cosas es necesario estar sereno, si no queremos errar en el diagnóstico.
Meditaré sobre lo que me dices.
Gracias por el comentario, te mando besos.