viernes, 24 de diciembre de 2010

viernes, 10 de diciembre de 2010

viernes, 3 de diciembre de 2010

GNEWS



Os invito a visitar mi nuevo blog, http://pascualmorant.blogspot.com/ donde se recogen mis irónicas visiones del mundo que me rodea. Agradezco a Grito de Lobos la oportunidad que me brindó para descubrirlas.

jueves, 30 de septiembre de 2010

Exposición Obertura

Me complace invitaros a visitar la próxima muestra de mi trabajo artístico, que se presentará en el nuevo Hospital de la Santa Creu i Sant Pau de Barcelona, 2ª y 3ª planta del bloc A, entre los días 1 y 30 de octubre.




viernes, 20 de agosto de 2010

viernes, 16 de julio de 2010

Autorretrato y Nebulosa

Esta es la última obra realizada en mi taller, “Autorretrato con Nebulosa”.
Aunque mis últimos trabajos están dedicados al retrato, no me olvido de las Nebulosas, a las que les he dado un descanso provisional. Esta obra es un recuerdo a ellas y mi mirada al cielo.






domingo, 4 de julio de 2010

APLECHiste

Del año 1972 es ésta selección de chistes influenciados por el gran dibujante humorista Perich. Yo tenía diecisiete años cuando en España la televisión empezaba a educarnos masivamente y la única crítica que a duras penas se permitía era en el humor, a costa de grandes dosis de imaginación. En Cataluña, destacaba Perich. Su dibujo, escasamente elaborado pero suficiente y muy expresivo, lo situaba en la primera fila de la critica Nacional, que hacía más llevadera la España gris de aquellos tiempos, preludio de la democracia. Como complemento a mi producción creativa permitidme mostrar esta pequeña serie de chistes que agrupé en un librito llamado APLECHiste.







































domingo, 6 de junio de 2010

La escalera de caracol

LA ESCALERA DE CARACOL (The Spiral Starcaise)
o las escaleras de ROBERT SIODMACK

Hemos de agradecerle bastante a Robert Siodmack. En primer lugar; porqué es uno de los escasos directores europeos que una vez en Hollywood supo mantener su personalidad y su modo de hacer con ese «spirit» de la vieja Europa, secuela del mejor estilo de los Wiene, Murnau, Lang, etc.; y en segundo lugar, porque siempre en sus realizaciones existe la nota variante, original, inquieta, en hallar formas nuevas inéditas de expresión.
Siodmack no es de los que se estanca. Es un director impulsivo, genial, y encasillado en el tipo de melodrama hoy tan en boga en que se juega a criminales, paranoicos y maniáticos, es el que nos ha ofrecido de lo mejor en el género.


Admiramos en Siodmack su maestría para el «narratage», su habilidad en mantener la intriga hasta el plano final, el uso de los focos que plasman unos contrastes de luz efectistas en grises de platina, la música que exige rubricando la acción y sobretodo sus escaleras. Siodmack juega hábilmente con ellas en su expansión, planificándolas en perspectivas de efectos expresivos. Ello nos recuerda aquellas mejores escenas del asesinato de MAZURKA de Wllly Forts.

Siodmack exprime al máximo el efecto de una escalera con la cámara al pie de la misma o a la inversa enfocando hacia abajo desde arriba, o en vuelo sobre la misma. Ello lo hizo en «EL SOSPECHOSO», lo repitió en "PESADILLA", lo vemos ahora en "LA ESCALERA DE CARACOL" y más tarde había de conseguir el máximo logro con su obra cumbre "FORAJIDOS".
De “LA ESCALERA DE CARACOL” no olvidaremos aquel maravilloso “travelling” hacia atrás, con Helen subiendo, hasta descubrir los pies del asesino, ni las expresiones irrebatibles de la mudez de Helen ante el espejo de la escalera, ni el impresionante ojo criminal en primerísimo plano, junto a las secuencias de los asesinatos magníficamente logradas ni la escena final en la escalera de caracol, y sobretodo, los primeros metros de la cinta sin una palabra, desde el “travelling” en panorámica que descubre la calle, hasta el asesinato de la joven coja, pasando por la sesión del cinematógrafo de rancio sabor. Todo en una expresión puramente cinematográfica y que el escaso diálogo en si del resto de la cinta corrobora en su totalidad el nuevo triunfo de Siodmack como excelente realizador.

Si se añade a ello lo acertado de cada personaje en su respectivo papel -de los que sobresale Dorothy Mc.Guire, que por cierto no necesita de su habla para expresar sus sentimientos- nos encontramos con que uno se olvida de que “LA ESCALERA DE CARACOL” sea precisamente una película de miedo, terrorífica, lo que viene a demostrar una vez más que cuando en cine se halla la exacta medida de la expresión visual no existe tópico alguno que sea un escollo.

JOSÉ PASCUAL LLORENS, 1947

PRODUCCIÓN R.K.O. 1947
DISTRIBUCION R.K.O. RADIO.

domingo, 25 de abril de 2010

Levantinas

La serie que os presento la realicé en el año 2007, se enmarca en mis trabajos inspirados en las pinturas murales de los artistas paleolíticos. La cueva de Altamira es el legado artístico más sobresaliente de la antigüedad, la maestría de sus autores debió ser el final de un largo recorrido de aprendizaje y transmisión del saber pictórico.
A esta serie la titulo, “Levantinas”, por su carácter más estilizado, cercano al estilo Mediterráneo. La técnica que utilizo resulta de la mezcla de resina con yeso y pastel.















TRES CABALLEROS


“TRES CABALLEROS”, podríamos decir que es todo el ingenio, la fantasía y la inspiración desbordada de Walt Disney, aunado en su conjunto en un orden técnico máximo, superior a todo lo que nos ha ofrecido por ahora. Hasta el momento nada más, porque no sabemos adónde llegará ese mago del lápiz, del color, y del movimiento, con su inagotable vena artística, genial, única, que nos hace pensar en un poder divino creador.

El fondo de la cinta, es de propaganda, de panamericanismo rabioso. Una propaganda que sigue la pauta de, “SALUDOS AMIGOS”, pero hecha con una mayor habilidad.

La irrealización de la figura humana por Walt Disney, ha inducido a éste a combinar los personajes reales con sus dibujos, técnicamente la cosa resulta, pero preferimos y siguen siendo lo mejor sus propias creaciones; Donald, José Carioca, Panchito, Polo, el burro volador.

Disney tiene en su cinta momentos de sublime belleza, re­posada, poética, de ensueño, usando la música sensual en un fondo de nostalgia sobre panorámicas semidocumentales y en las que el color y el dibujo son un derroche de imaginación y vena artística. De ahí lo conseguido de sus fragmentos Bahía y México.

Después, Disney se despliega, se absorbe a sí mismo con su color, se emborracha de movimiento, de música, de pinceladas, de luz; nos repite, con lente de aumento, la orgía visual y acuática da Dumbo en el sueño de éste, allí más a propósito y acertado que en ésta ocasión, ofreciéndonos con ese desenfreno retazos de un cine de vanguardia y efectista.

Con “TRES CABALLEROS”, la vista y el oído no descansan un segundo, el espectador es un compañero más de Donald, sorprendido como él en su viaje a través de paisajes, nubes, playas; la música -sambas y corridos- penetran con deleite en nuestro oído, la vista se embriaga de sorpresas, de color, de vivacidad, de movimiento inacabable, de fantasía impetuosa, y todo en un espectáculo palpitante, da entreteni­miento y también de arte en todas sus dimensiones.

JOSEP PASCUAL LLORENS
18/5/1947

Producción Walt Disney 1945.
Distribución R:K:O: Radio

miércoles, 7 de abril de 2010

Dibujos espirales

Esta serie de dibujos los realicé el año 1973, sobre una libreta antigua, cuyas hojas ya tenían esas manchas que el papel con el paso del tiempo va adquiriendo. Ello me inspiró en hacer retratos con un cierto aire clásico. Utilicé tinta china, ceras y pastel.