domingo, 25 de abril de 2010

TRES CABALLEROS


“TRES CABALLEROS”, podríamos decir que es todo el ingenio, la fantasía y la inspiración desbordada de Walt Disney, aunado en su conjunto en un orden técnico máximo, superior a todo lo que nos ha ofrecido por ahora. Hasta el momento nada más, porque no sabemos adónde llegará ese mago del lápiz, del color, y del movimiento, con su inagotable vena artística, genial, única, que nos hace pensar en un poder divino creador.

El fondo de la cinta, es de propaganda, de panamericanismo rabioso. Una propaganda que sigue la pauta de, “SALUDOS AMIGOS”, pero hecha con una mayor habilidad.

La irrealización de la figura humana por Walt Disney, ha inducido a éste a combinar los personajes reales con sus dibujos, técnicamente la cosa resulta, pero preferimos y siguen siendo lo mejor sus propias creaciones; Donald, José Carioca, Panchito, Polo, el burro volador.

Disney tiene en su cinta momentos de sublime belleza, re­posada, poética, de ensueño, usando la música sensual en un fondo de nostalgia sobre panorámicas semidocumentales y en las que el color y el dibujo son un derroche de imaginación y vena artística. De ahí lo conseguido de sus fragmentos Bahía y México.

Después, Disney se despliega, se absorbe a sí mismo con su color, se emborracha de movimiento, de música, de pinceladas, de luz; nos repite, con lente de aumento, la orgía visual y acuática da Dumbo en el sueño de éste, allí más a propósito y acertado que en ésta ocasión, ofreciéndonos con ese desenfreno retazos de un cine de vanguardia y efectista.

Con “TRES CABALLEROS”, la vista y el oído no descansan un segundo, el espectador es un compañero más de Donald, sorprendido como él en su viaje a través de paisajes, nubes, playas; la música -sambas y corridos- penetran con deleite en nuestro oído, la vista se embriaga de sorpresas, de color, de vivacidad, de movimiento inacabable, de fantasía impetuosa, y todo en un espectáculo palpitante, da entreteni­miento y también de arte en todas sus dimensiones.

JOSEP PASCUAL LLORENS
18/5/1947

Producción Walt Disney 1945.
Distribución R:K:O: Radio

4 comentarios:

Ramon.Eastriver dijo...

Me pasa a menudo cuando leo las críticas de tu padre: aunque no conozco la peli me apetece mucho verla. Además escribía francamente bien, sin esos circunloquios que no dicen nada y que tanto se estilan en la crítica contemporánea.

Jordi Pascual Morant dijo...

Ramon, mi padre era un apasionado cinéfilo, quizá por ello te contagie ese interés por las películas sobre las que escribió.
Gracias, una vez más, por tu comentario.

Humbert Sanz i Vaqué dijo...

Jordi,
Es siempre un placer para los sentidos leer las críticas documentadas y de redacción bien elaborada que hacía tu padre.
Mi mujer es una gran amante de las peliculas clásicas de Disney y esta, en concreto, no la conocia.
La lectura de este documento de Don Josep Pascual, ha logrado despertar nuestro interés para poder visionarla (aunque creo que no será fàcil encontrarla...)
Un saludo!

Jordi Pascual Morant dijo...

Humbert,
Jo tampoc recordo haver vist aquesta peli, i també em pica la curiositat. Si el meu pare, que era molt permissiu, deixa anar un comentari com; “El fondo de la cinta, es de propaganda, de panamericanismo rabioso” , és que el missatge de la peli ha de ser mooolt “yanqui”.
Gràcies pel comentari.
Una abraçada